La bióloga Lizbeth Martínez, encargada de la dirección de ecología en el municipio de Benito Juárez, presentó el modelo metodológico para la restauración del parque municipal de Benito Juárez, ya que era un ecosistema en degradación por la existencia de plaga que estaba afectando la mayor parte de los árboles, proponiendo una alternativa sustentable para su restauración inmediata sin afectar a las áreas verdes saludables, esto con el fin de la recuperación del ecosistema perturbado, revirtiendo su deterioro y restableciendo su integridad ecológica.